(+57) (8) 2 616882
(+57) 317 410 5229
Inicio / eventos / En Solita, Caquetá también hicimos presencia con Piensa en Ti
En Solita, Caquetá también hicimos presencia con Piensa en Ti

Diciembre 2016

Esta por llegar el invierno en Solita, y el equipo conformado por la psicóloga, enfermera, auxiliares de logística y director ya han realizado los primeros avances en la institución educativa.

Solita está a 110 kilómetros de Florencia, tiene dos maneras de llegada hacia esa población. La primera, por carretera despatapada desde Valparaiso. La segunda por el río Caquetá donde usted alcanza a ver hermosos paisajes a los dos lados del río. Campesinos que suben a la lancha con destino a Curillo.

En el colegio rector y coordinadores nos reciben con lista en mano, indicando que ya tienen los estufdiantes seleccionados para el trabajo de inmersión. La tarea no será fácil porque muchos de ellos van perdiendo una o dos materias y se acerca los examenes finales.

No es fácil, la responsabilidad de los papás nunca termina, al otro día tienen que trabajar, hacer las labores con los hijos. Ahora con Piensa en Ti al entregarles el último día los bebés robots, pasarán por lo mismo que han hecho sus padres.

El sábado don Roberto nos llama, su casa queda a 15 minutos del colegio. Está bravo y junto con su hijo se acerca y nos dice que no quiere que su hijo tenga más ese bebé. Una cosa es el permiso que le ha dado su madre, pero otra cosa es lo que piensa él como hombre.

Entendemos que el arraigo cultural es muy fuerte en la zona y, aunque tratamos de concertar con él ha sido imposible. Dice que los hombres son hombres y las mujeres son hembras. Recibimos el bebé y pese a las explicaciones dadas don Roberto sigue enfadado. El hijo solo se sienta con nosotros de manera silenciosa. Al final se despide de su bebé sin que su padre se de cuenta.

En Solita fueron 50 los muchachos que vivieron la experiencia. 50 personas que tuvieron la oportunidad de cambiar su proyecto de vida gracias a un proceso de inmersión que revolucionó a una institución educativa.

Ya cuando nos regresabamos, los estudiantes de grados inferiores, séptimo, octavo, solo decían, yo quiero tener esa experiencia el otro año.